¿Por qué el segundo hijo es más tremendo que el primero? Acá te lo contamos!!

Conforme mi hijo mayor fue creciendo, fueron aumentando de tono sus berrinches y pataletas. “Tengo que darle castigos ejemplares”, pensé. Entonces le pregunté a su maestro de la guardería que cómo solía disciplinarlo para hacer lo mismo yo en casa. La respuesta me dejó atónita.

“Nunca lo he castigado; nunca ha habido necesidad. Tu hijo siempre se porta bien, es muy obediente”, me dijo.

“¿Será que se confundió de niño?”, pensé. Pero no, el mismo instructor me dio la respuesta. “Los niños se portan de una manera en la escuela y de otra en casa; nunca son los mismos”. Esto es obvio. En ninguna parte se sienten tan confianza como con su familia, con sus padres, sus hermanos. Digamos que tienen algo de doble cara en ese sentido.

(Visited 1.698 times, 1 visits today)

No te lo pierdas

Cómo saber el sexo del bebé en las primeras semanas de embarazo, utilizando el método Ramzi

Ante la ilusión de esa primera noticia, toda embarazada siente casi de inmediato la necesidad …