Cómo enseñar a nuestros hijos que nadie puede tocar su cuerpo

El asunto es incómodo pero forma parte de esas cuestiones que la gente no puede dejar de enfrentar

Estoy hablando objetivamente de cómo enseñar a nuestros hijos, incluso pequeños, a no volverse víctimas de abuso físico o sexual. Por favor, este artículo es un servicio. No lo tomes a la ligera.

Al pensar en mis hijos y en los tuyos, investigué al respecto de lo que los estadounidenses –que dan mucha importancia al asunto– tratan de manera inteligente. Ya pasó el tiempo en que pensaba que esto era exagerado, hoy estoy muy de acuerdo en que es mucho mejor prevenir. Entonces, vamos a los consejos que logré reunir:

1 – Mi cuerpo es mío: el niño debe entender que su cuerpo le pertenece, que nadie tiene derecho, ni jugando, a tocarlo de forma que lo obligue. Sé que la cultura latinoamericana acepta los besos y los abrazos sin fin. Yo soy así y mis hijos también. Pero es necesario sinceramente evitar abrazos y besos de desconocidos o poco conocidos. Un niño jamás debe ser obligado a tener contacto físico con quien no quiere.

(Visited 1.423 times, 1 visits today)

No te lo pierdas

Cómo saber el sexo del bebé en las primeras semanas de embarazo, utilizando el método Ramzi

Ante la ilusión de esa primera noticia, toda embarazada siente casi de inmediato la necesidad …