Descubre por qué no debes tener miedo de mostrar tus sentimientos

¿Recuerdas la última vez que lloraste como un bebé? ¿Hace más de un mes? ¿Una semana? Quizás dejes que se te escape una lagrimita la próxima vez que lo necesites después de leer esto. No hay nada malo con sentirnos vulnerables e indefensos de vez en cuando y derramar algunas lágrimas, no tienes por qué disculparte.

De hecho, llorar no sólo algo muy saludable para nuestro cuerpo, al contrario de lo que puedas pensar,  también es un signo de fuerza y ​​resistencia.

A continuación, te mostramos cuatro razones por las que deberías de estar orgulloso en lugar de humillado después de llorar:

(Visited 7 times, 1 visits today)

No te lo pierdas

La depresión y la ansiedad son signos de lucha, no de debilidad

Los inconvenientes sentimentales no son una selección, y nadie quiere atravesar una depresión ni pasar …