Por eso decidí quedarme contigo, aunque aún amaba a mi ex

La vida es cíclica: se trata de abrir y cerrar etapas; de conocer y dejar ir personas; de entrar y salir en la vida de alguien más; de aferrarte y soltar. Cuando entendemos esto, es más sencillo disfrutarla sin preocuparnos por lo que pasará mañana. Dejarnos sorprender y tomar las situaciones con valentía cuando estas se presenten, sin importar sin son buenas o son malas. En el amor, también es así.

No podemos hablar de la vida, sin hablar del amor. Yo no puedo tocar el tema del amor, sin que tu nombre esté presente. Siempre escuché hablar del destino, de cómo todo estaba escrito así desde un principio y que la vida te va llevando por diferentes caminos hasta llegar a él. Y tiene sentido: a veces, por más que nos aferremos en tomar un rumbo, las circunstancias cambian y terminas en otro lugar, supongo que es el “destino”.

Podría decirte que te he amado como a nadie, pero no me gusta mentir; incluso, sabes que antes de ti hubo personas a quienes también amé, no sé si con mas fuerza. Probablemente con el paso del tiempo pueda amarte tanto, o quizá hasta más.

Cuando nuestra historia comenzó, tú sabías que no estaba sola. Puse frente a ti señales de alerta que decidiste ignorar. El tiempo pasó y de pronto todo se salió de control. Las platicas eternas, los mensajes diarios, las noches de pasión, las aventuras cotidianas, los tragos en un bar que terminaban en mi habitación, el verte sonreír y estar a tu lado, se hicieron más frecuentes y, de pronto, se convirtieron en una necesidad.

 

(Visited 9 times, 1 visits today)

No te lo pierdas

Ser la hermana mayor puede ser la razón tus kilitos de más

Si alguna vez te has preguntado, ¿por qué tienes sobrepeso? La razón puede estár en …